Por: Fotos: Solange Avena

Después de esta reunión, llega la etapa de corrección y recolección de firmas de lxs legisladorxs. El año pasado se logró un récord histórico: 71 avales. El Frente para la Victoria (FpV) fue el bloque que más rúbricas aportó: un total de 38. El oficialismo sumó 22 avales y el Frente de Izquierda (FIT) fue el único bloque que firmó de manera unánime.

A las reuniones de la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto, Dora Coledesky llevaba mandarinas de alguno de los cuatro árboles que tenía en el patio de su casa de Ituzaingó, al oeste del conurbano bonaerense. Dora, una de las pioneras de la lucha por el derecho a decidir en Argentina, era diabética. Por lo que no podía comer galletitas y dulces, entonces cargaba en su bolso una bolsita con mandarinas para compartir en cada extensa juntada. Dora ya no está. Falleció en 2009 pero dejó un legado y una herencia que forman parte del acumulado de la política feminista que permitió debatir en las dos cámaras cómo el Estado iba a garantizar el derecho a abortar. Este fin de semana, como parte de esa tradición y ritual, hubo mandarinas en la asamblea plenaria de la Campaña en la provincia de Córdoba. 190 representantes de las distintas provincias debatieron durante dos días en la Facultad de Psicología de la Universidad Nacional de Córdoba el proyecto que presentarán en abril por octava vez en el Congreso. Participaron 30 regionales de la Campaña en la discusión del nuevo texto.

Después de esta reunión, llega la etapa de corrección y recolección de firmas de lxs legisladorxs. El año pasado se logró un récord histórico: 71 avales. El Frente para la Victoria (FpV) fue el bloque que más rúbricas aportó: un total de 38. El oficialismo sumó 22 avales y el Frente de Izquierda (FIT) fue el único bloque que firmó de manera unánime.

Después de esta reunión, llega la etapa de corrección y recolección de firmas de lxs legisladorxs. El año pasado se logró un récord histórico: 71 avales. El Frente para la Victoria (FpV) fue el bloque que más rúbricas aportó: un total de 38. El oficialismo sumó 22 avales y el Frente de Izquierda (FIT) fue el único bloque que firmó de manera unánime.

La comisión redactora estuvo formada por feministas de distintas trayectorias y profesionales: Analía Mas, Marta Alanis, Silvia Augsburger, Mabel Gabarra, Nina Brugo, Analía Bruno, Carolina Comaleras, María Elena Barbagelata, María Julia Constant, Soledad Deza,  Silvia Juliá, Paula Lo Cane, Celeste Mac Dougall, Stella Maria Manzano, Pamela Martín García, Julia Martino, Mónica Menini, Nelly Minyersky, Martha Rosenberg, Victoria Tesoriero, Ruth Zurbriggen, Cristina Zurutuza, entre otras.

El proyecto que acordó la Campaña de manera transversal, colectiva y federal es el resultado de cuatro meses de trabajo de la comisión redactora que tiene como punto de partida para la discusión las presentaciones anteriores y la media sanción conquistada en junio de 2018 en Diputadxs. Así como también los aportes de las regionales de la Campaña.

Algunos puntos centrales de la nueva iniciativa que se dará a conocer pronto:

  • La propuesta va por la despenalización y legalización del aborto. En concreto, plantea la interrupción voluntaria del embarazo (IVE) hasta la semana 14 y más allá de ese período, cuando corre riesgo la vida o la salud de la persona gestante y en casos de violación. El plazo para llevar adelante la práctica es de 5 días.
  • La séptima presentación hablaba de “graves malformaciones fetales”. Esta causal fue quitada. La Campaña recogió las observaciones que se hicieron durante las audiencias públicas.
  • A diferencia de la media sanción aprobada, se quitó la penalización del aborto con consentimiento después de la semana 14. Así como también la penalización a lxs profesionales de la salud que practiquen abortos después del plazo establecido por la iniciativa.
  • El nuevo proyecto no hace mención a la objeción de conciencia, uno de los puntos más debatidos durante las audiencias públicas.
  • La Campaña decidió sostener las asesorías que figuraban en la media sanción bajo el nombre de consejerías; así como también la mención a la Educación Sexual Integral y a la responsabilidad de los gobiernos de cumplir esta ley en todos los niveles educativos.
  • Sobre las niñas y adolescentes, se sostiene la propuesta de la anterior iniciativa con pequeñas modificaciones. Se presume que aquellas de entre 13 y 16 tienen la madurez suficiente para dar el consentimiento requerido.
  • La propuesta que se presentará en abril sostiene la conceptualización de “personas gestantes”.

“En el marco de las elecciones a realizarse este 2019 se exige a los/las candidatas a expedirse respecto de la legalización del aborto voluntario”, dijeron en un comunicado.  En un año electoral, la política feminista vuelve a jugar en el Congreso. Hay un nuevo proyecto por el aborto legal.