Por:

En lo que va del año 8 mujeres fueron asesinadas en Uruguay. 6 fueron femicidios a manos de parejas o ex parejas, los otros dos aún no se han esclarecido. El hogar es el lugar más peligroso para las mujeres en todo el mundo. Los distintos estudios tanto oficiales como de organismos de la sociedad civil corroboran este dato. El Observatorio Nacional Sobre Violencia y Criminalidad del Ministerio del Interior (MI) presentó esta semana el informe “Femicidios íntimos en Uruguay. Homicidios a mujeres a manos de (ex) parejas” donde analiza estadística de asesinatos de mujeres entre 2012 y 2016. El 68,7 % de las mujeres asesinadas en ese periodo de tiempo ocurrieron en el ámbito doméstico.

En 2012 fueron asesinadas 24 mujeres en el ámbito doméstico; en 2013 fueron 25 mujeres; en 2014 el número de asesinatos fue de 21 mujeres; en 2015 fueron 29 las asesinadas y en 2016 de 24. El informe fue realizado por las invesigadoras Victoria Gambetta Sacías y Paula Coraza Ferrari, del Observatorio de Violencia y Criminalidad del MI.

Entre 2012 y 2016 la tasa promedio de homicidio de mujeres fue de 2,79. Fueron asesinadas casi tres mujeres por cada 100.000 habitantes del mismo sexo. Un patrón que se replica en otros informes e investigaciones: los femicidios fueron cometidos por personas con las que las víctimas tenían un vínculo cercana: 54,2% de los autores fueron parejas o ex parejas de las mujeres. En 3,4% de los casos los asesinos fueron sus padres, en 6,7% sus hijos y en 10,1% de los femicidios fueron otros familiares.

En 54,5% las mujeres asesinadas en el período de tiempo analizado fueron baleadas con armas de fuego. En 8,9% el femicida asesinó mediante estrangulación, asfixia o ahogamiento; en 3,9% el victimario usó un objeto contundente, y en 2,7% otras armas. En 92,4% de las situaciones el asesino mató únicamente a su (ex) pareja mujer, mientras que en 7,6% de los casos hubo femicidios vinculados.

Las víctimas y los victimarios

La edad promedio de las víctimas es de 36 años. El rango de casos va desde los 12 a los 85 años. Al momento del crimen, 42,3% de las mujeres tenían hijos menores de edad a su cargo. Mientras que la edad promedio de los femicidas es de 43 años. Solo el 20,6% de ellos habían sido denunciados por violencia doméstica hacia las víctimas.

Policías violentos, sin armas

El mismo día que se presentó el informe sobre femicidios íntimos, el ministro del Interior, Eduardo Bonomi, firmó un decreto que establece el traslado de los policías investigados por presuntos casos de violencia doméstica al Instituto Nacional de Rehabilitación (INR). El decreto también señala que los funcionarios policiales denunciados pasarán a cobrar el 50% del sueldo mientras se aclara su situación procesal y se les quitará la tenencia de sus armas reglamentarias. Los efectivos podrán cumplir tareas ejecutivas y el personal en esa situación podrá pasar a prestar servicios en comisión al INR.

Femicidios Íntimos en Uruguay: homicidios a mujeres a manos de (ex) parejas