Por: Fotos: El Ciudadano

El último informe del Foro Económico Mundial acerca de la equidad de género entre varones y mujeres indica que la Argentina bajó en el ránking del puesto 33 al 34. La brecha salarial en la Argentina ubica los salarios de las mujeres un 30% por debajo que el de los varones.

A la vez se registró por primera vez en diez años un retroceso a nivel mundial en la paridad. Según la proyección del informe tendría que pasar un siglo para que, a este ritmo, la brecha salarial se vea compensada. El rankin actualmente está encabezado por Islandia, Noruega, Finlandia y Ruanda, aunque en Europa es donde más desigualdad hay entre los países miembros de la región.

El monitoreo tiene en cuenta las políticas llevadas a cabo en 144 países en cuatro aspectos: oportunidades económicas, educación, acceso a la salud y participación en la política. La Argentina está mejor posicionada en educación y acceso a la salud, mientras que en lo laboral empeoró considerablemente: está en el puesto 118 respecto de desigualdad salarial y en el 94 sobre la presencia de mujeres en el mundo del trabajo. Estos daton son fundamento de la llamada feminización de la pobreza, que se profundizó en los últimos dos años. Las argentinas cobran hoy casi un 73% menos que los varones por realizar las mismas tareas.

Otro aspecto que el informe analiza es la feminización de las tareas de cuidado y educación. Las mujeres suelen desbordar las áreas de salud, educación, en general como enfermeras, médicas, psicólogas, maestras, con poca presencia en Ciencia, Tecnología, Matemática e Informática. Esto se refleja en la gran presencia femenina en las universidades de la Argentina (el 50% de las matrículas) y el informe aclara que en las áreas tecnológicas y científicas, apenas el 27% de la matrícula femenina se gradúa.

En términos regionales, América Latina presenta una brecha salarial del 30%, aunque Bolivia y Nicaragua (otro tanto Ruanda por África a partir de un fuerte avance estatal destinado a intervenir de forma directa en el tema) redujeron su brecha. La Argentina es unos de los apenas 6 países que en toda la región empeoraron su posición.