Por:

Las autoras ensayan diversas respuestas y reflexiones a la pregunta del título y abren el debate a más interrogantes desde distintos frentes. El prólogo está a cargo de la escritora Mariana Enríquez. Además el libro incluye un potente poema de Silvina Giaganti y otro de Mariela Gouiric. Se consigue en los kioscos de revistas de toda la Argentina.

En la marea virtual diaria donde la definición “feminista” aparece como una especie de confesión en biografías de Twitter, Facebook e Instagram, condensada en carteras de locales de accesorios estandarizados, en pines, sintetizada en parches en mochilas y estampada en remeras bien cancheras, siempre es pertinente y necesario tomarse de una tabla segura para no naufragar en sobreentendidos, mandatos y femvertising. ¿El futuro es feminista? es una de esas tablas. El libro publicado por Le Monde diplomatique reúne tres textos de la licenciada y profesora en Letras Florencia Angilletta, la doctora en Economía Mercedes D´Alessandro y la escritora e integrante del colectivo Ni Una Menos, Marina Mariasch.

Las autoras ensayan diversas respuestas y reflexiones a la pregunta del título y abren el debate a más interrogantes desde distintos frentes. El prólogo está a cargo de la escritora Mariana Enríquez. Además el libro incluye un potente poema de Silvina Giaganti y otro de Mariela Gouiric. Se consigue en los kioscos de diarios y revistas de toda la Argentina.

Las autoras ensayan diversas respuestas y reflexiones a la pregunta del título y abren el debate a más interrogantes desde distintos frentes. El prólogo está a cargo de la escritora Mariana Enríquez. Además el libro incluye un potente poema de Silvina Giaganti y otro de Mariela Gouiric. Se consigue en los kioscos de revistas de toda la Argentina.

La irrupción de Ni Una Menos en tanto colectivo, lema y, a la vez, movimiento social masificó un mensaje, una agenda temática y una forma de pararse frente al mundo, que antes circulaba de manera subterfugia o directamente era invisibilizada por los medios de comunicación tradicionales, como la peregrinación de feminidades a los Encuentros Nacionales de Mujeres. Después de 2015 y tras el primer paro de mujeres a fines de 2016, nadie puede omitir a las feministas en tanto sujetxs políticxs en Argentina: en la prensa, en las universidades, en los sindicatos, en los espacios de trabajo, en los centros de estudiantes. El desborde feminista se dio en todos los ámbitos.

El problema, muchas veces, aparece cuando se trata de profundizar aquellas demandas, consignas épicas y planteos que aparecen estampados en remeras, pintados en las paredes como si fueran dogmas o certezas sin fisuras. La primera, segunda, tercera ola; “lo personal es político”, la sororidad: hay una vorágine que hace pasar por entendidos una serie de acuerdos básicos, definiciones y genealogías que muchas veces no son tales. ¿Para ser feminista basta con decirse feminista? ¿Todas las personas que van a las marchas contra los femicidios son feministas? ¿Qué es para vos el patriarcado? ¿Qué diferencias hay entre decir “género” y decir “feminismo”? ¿Qué es “falogocentrismo? ¿De dónde sale la frase “Lo personal es político”?

¿El futuro es feminista? no da nada, absolutamente nada, por entendido de antemano. Tampoco plantea certezas absolutas sino más bien abre a preguntas y desafíos. La lectura es fluida, entretenida, aporta datos, argumentos y traza hipervínculos a otras lecturas, otros libros, otros textos como una pequeña caja de herramientas para principiantes y no tanto. Sin romantizar el movimiento de mujeres, lesbianas, travestis y trans, ni tampoco demonizarlo: lo vuelve complejo.

“El feminismo no existe”, dispara irreverente Angilletta para empezar y desarmar así el singular que aplana y simplifica. El libro habla de feminismos y ese planteo atraviesa todas las páginas. La diversidad de estilos al momento de escribir, los distintos focos y las reflexiones de las autoras es el “mosaico de múltiples consensos pero también de tensiones, ambigüedades, o deseos a veces contradictorios y luchas por el poder” como describe Angilletta a los feminismos en su texto donde traza un mapeo posible para pensar la historia política del movimiento y los debates más interesantes.

“Si hay futuro, es feminista”, asegura la fundadora de Ecofeminita en su artículo y pone la linterna sobre el mundo del trabajo con estadísticas, números, reflexiones y un debate abierto sobre el programa que se plantea el feminismo como alternativa al capitalismo.

Marina Mariasch pone en palabras las dificultades para poder intervenir más allá del activismo o las limitaciones con las que se encuentran cuando las identidades femeninas van al frente: un embudo en los medios, la política, la ciencia, la tecnología, el pensamiento. La autora apela a “una perspectiva de género transversal a todas las esferas vitales, que salte por encima de los límites del corral”.

No se nace feminista. Y el libro editado por Le Monde diplomatique es una de las formas de acercarse a los debates actuales y fortalecer desde las charlas en la mesa familiar del fin de semana, en el ámbito del trabajo o hasta la asamblea feminista en la que estás por participar.