Por:

“No viví violencia en el ambiente pero sí de parte de familiares o ex novios. En el hip hop en general llaman a las mujeres para que hagan los coros, no se animan a rapear con una mujer. Las chicas que están rapeando es porque mostraron constancia en su trabajo, nunca pararon. El machismo está en todos lados y esto pasa desde siempre, la diferencia es que ahora no nos callamos”, dice.

En el último octubre una mujer se animó a publicar en las redes sociales que su pareja, un rapero conocido en el ambiente del hip hop local, ejercía violencias hacia ella. A partir de ese testimonio se empezó a dar un dominó de denuncias públicas. Una mujer dijo que le había pasado lo mismo, otra más contó su experiencia con otro rapero, y así se armó un grupo de mujeres que pretenden visibilizar las violencias machistas que viven. El colectivo se llama Basta de abusadores en el rap y su principal consigna es #YaNoNosCallamosMas. Este grupo es el germen del Festival El Rap dice NO a la Violencia.

Tomás Salto, productor del ambiente, al ver todas las denuncias a artistas violentos a los cuales él había dado trabajo decidió hacer un festival para visibilizar y recaudar fondos. El Rap dice NO a la Violencia se hará el domingo 3 de diciembre en El Emergente Bar, en Gallo 333.  Todo lo recaudado será donado a Mujeres de la Matria Latinoamericana – MuMaLá.

Con un line up casi exclusivamente de mujeres, el festival busca que las chicas del ambiente expongan su arte y se conozcan. “Desde mi posición sentía que debía haber algo y mi socia, Tisha, me propuso organizar este festival y donar todo lo recaudado a esta organización feminista”, dijo Salto.

Entre las artistas estará Valessa, Emanero, Kris Alaniz, Jesús Vázquez, Escobar Kaos y Sexto Zen, entre otrxs, musicalizará SISTA V y la host será Femigangsta. Desde Chile se presentará la invitada especial Dania Neko.

“Se dio todo de forma muy natural”, dice Valessa, una cantante que rapea –como le gusta definirse-, “varias chicas fueron contando su testimonio de que sufrieron violencias de parte de sus ex novios, que están en el ambiente de la cultura, que tienen exposición, que tienen fans y que tienen una imagen pública. Entonces una salió a contar lo que le pasó, otra dijo a mí también, y así se armó el colectivo Basta de abusadores en el rap”.

Valessa es de Isidro Casanova, en La Matanza, provincia de Buenos Aires. Empezó a estudiar a los 8 años piano en el Conservatorio Nacional de Música donde tuvo educación vocal. A los 18, después de haber dejado de cantar durante la adolescencia, empezó a tocar la guitarra, escribir letras y rapear. Ahí nació Valessa, una fusión de hip hop, soul y funk.

“No viví violencia en el ambiente pero sí de parte de familiares o ex novios. En el hip hop en general llaman a las mujeres para que hagan los coros, no se animan a rapear con una mujer. Las chicas que están rapeando es porque mostraron constancia en su trabajo, nunca pararon. El machismo está en todos lados y esto pasa desde siempre, la diferencia es que ahora no nos callamos”, dice.

“No viví violencia en el ambiente pero sí de parte de familiares o ex novios. En el hip hop en general llaman a las mujeres para que hagan los coros, no se animan a rapear con una mujer. Las chicas que están rapeando es porque mostraron constancia en su trabajo, nunca pararon. El machismo está en todos lados y esto pasa desde siempre, la diferencia es que ahora no nos callamos”, dice.

Así como sucede en el ambiente del rock, en el hip hop también las mujeres salen a decir “basta”, el grito es cada vez más fuerte y esta vez sale organizado y rapeado. Basta.