Por:

El cuerpo de Micaela García, quien estaba desaparecida desde hacía una semana, fue encontrado esta mañana semienterrado entre pastizales cerca de la ruta nacional 12, en la ciudad entrerriana de Gualeguay, a unos tres kilómetros de donde habían encontrado la ropa. Ayer la policía detuvo al principal sospechoso, Sebastián Wagner, en una casa en el partido bonaerense de Moreno. En lo que va del año en Argentina hubo un femicidio cada 18 hs. Tras la noticia, rapidamente se motorizaron convocatorias a manifestaciones en las plazas todo el país para gritar con fuerza Ni Una Menos, Vivas Nos Queremos. En la Ciudad de Buenos Aires la concentración será a las 20 hs. en el Obelisco según informó el colectivo Ni Una Menos en un documento convocando a la movilización.

El hallazgo se produjo en la Estancia Seis Robles, en una zona arbolada, en el marco de rastrillajes por la búsqueda de la joven de 21 años. Mañana será indagado Wagner, que fue detenido anoche en la casa de su madre en el barrio Las Catonas, de Moreno, en el oeste del conurbano, luego de que los investigadores intervinieran teléfonos vinculados al sospechoso. En otra vivienda ubicada a pocos metros de allí había sido detenido la noche el jueves el padrastro de Wagner, José Fabián Ehcosor (53), policía municipal del partido bonaerense de Malvinas Argentinas y suboficial retirado del Ejército, a quien se acusa de encubrimiento. Otro de los detenidos es Favio Pavón, dueño del lavadero donde trabajaba Wagner.

Wagner se convirtió en sospechoso porque tiene antecedentes penales por abuso sexual y su auto fue visto a través de cámaras cerca del lugar donde la joven pasó por última vez. En 2012 en un juicio abreviado, Wagner fue condenado a 9 años de prisión efectiva por dos violaciones a jóvenes estudiantes. Al año siguiente lo denunciaron por una violación cometida en mayo de 2010; Wagner acusó a su hermano y fue absuelto por el beneficio de la duda. En julio de 2016, el juez de Ejecución de Penas de Gualeguaychú, Carlos Rossi, le otorgó libertad condicional porque había cumplido dos tercios de la condena que cumplía por dos violaciones.

Fabiana Túñez, presidenta del Consejo Nacional de las Mujeres (CNM), hizo declaraciones públicas y responsabilizó al presunto femicida y al juez Rossi. “Aquí hay dos responsables, ambos producto de un sistema socio cultural machista y patriarcal. Por un lado, el asesino y por el otro lado el juez de Ejecución de Penas Carlos Alfredo Rossi quien decidió hacer oídos sordos ante el informe del Servicio Penitenciario provincial y el dictamen de la Fiscalía que desaconsejaban su liberación”, expresó.

Desde el colectivo Ni Una Menos en un comunicado titulado “el Estado es responsable de cada femicidio” apuntaron al problema estructural y a las responsabilidades estatales. “En casos como el de los detenidos por delitos de agresión sexual u otro tipo de violencia de género, debemos señalar que lo importante es el proceso desde que el detenido ingresa al servicio, ¿qué políticas de atención lleva el Estado al interior de los servicios penitenciarios para que las personas detenidas no reincidan?, ¿qué políticas postpenitenciarias se hacen de prevención de la violencia de género?”, se preguntaron.

“Los detenidos por delitos como los cometidos por Wagner tienen una condena que puede promediar los diez años, de acuerdo a cada caso. Una vez cumplida la pena se reintegran a la sociedad, ¿cumplen con algún tratamiento adentro?”, apuntaron y agregaron: “Ni más cárcel ni más penas ni más castigos son respuestas a nada. La violencia contra las mujeres, lesbianas y travestis no se resuelve con el Código Penal -una herramienta que comienza actuar una vez que las violencias ya se imprimieron en nuestros cuerpos-, necesitamos políticas integrales de prevención para un problema complejo y un Estado que deje de ser cómplice y asuma un compromiso real”.

A las 20 hs. la concentración principal será en el Obelisco pero también habrá movilizaciones en Córdoba, Rosario, Santa Fe, Entre Ríos, Neuquén. A lo largo y ancho del país reclamarán Justicia por Micaela, un freno a la violencia machista y exigirán que el Estado y el Poder Judicial miren a la problemática como un tema estructural.