Por:

 

Organizaciones feministas de Perú y Bolivia organizaron la noche del miércoles una audiencia simbólica para exigir a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) la programación de una audiencia para alertar sobre la vulneración de los derechos de las mujeres, especialmente el derecho a decidir sobre sus propios cuerpos en ambos países. Esta actividad se dio en el marco de 163 Período Extraordinario de Sesiones que se llevó a cabo entre el 3 y el 7 de julio de 2017 en Lima.

Perú es el segundo país de Latinoamérica y el Caribe con mayor tasa de violaciones sexuales, siendo las niñas y adolescentes las principales víctimas. #DéjalaDecidir fue el lema de la intervención artística que realizaron previo a la audiencia. Las activistas peruanas advierten retrocesos en cuanto a logros conquistados a favor de los derechos sexuales y reproductivos, como el aborto terapéutico, así como el peligro de que se sigan obstaculizando iniciativas legislativas como la despenalización del aborto en casos de violación.

En el caso de Bolivia se ha estancado el debate de la despenalización del aborto hasta las 22 semanas, que debe ser considerado desde el escenario de la salud pública y no en el ámbito penal, lo que lograría abaratar costos del Estado y promover una sociedad más democrática e igualitaria.

Tania Nava, directora de Católicas por el Derechos a Decidir- CDD (Bolivia) y María Ysabel Cedano, directora de Demus-Estudio para la Defensa de los Derechos de la Mujer (Perú) fueron dos de las referentes que participaron de esta iniciativa. “Los Estados permiten que las iglesias criminalicen y ejerzan persecución a las mujeres cuando deciden sobre su vida y sus cuerpos. Los Estados están causando un daño existencial al restringir a las mujeres el acceso a sus derechos y la toma de sus decisiones. Se nos quita la oportunidad de contar con un proyecto de vida y lograr desarrollo en todos los ámbitos posibles”, dijo Nava de CDD Bolivia.

“Desde 1991, las Comisiones revisoras del Código Penal han propuesto despenalizar el aborto por violación, pero el Congreso peruano no lo ha aprobado. Los grupos conservadores ha presentado proyectos de ley como el de ‘cunas salvadoras’ que significan revictimización y crueldad contra las mujeres víctimas de violación, además de que el Estado no cumple con recomendaciones internacionales de despenalizar el aborto como una forma de garantizar la vida, la salud y la libertad de las mujeres”, aportó María Ysabel Cedano, titular de Demus.

Las abogadas Jeannette Llaja y Jennie Dador  destacaron que en el tema del aborto terapéutico en Perú, pese a ser legal desde 1924, no se termina de implementar el protocolo; mientras que en el tema de distribución de métodos anticonceptivos como la AOE (Anticonceptivo Oral de Emergencia), no hay información adecuada y se persiste en la maternidad forzada para las víctimas de violación sexual.

En el evento estuvo presente la argentina Soledad García Muñoz, quien fue recientemente seleccionada como primera relatora Especial sobre Derechos Económicos, Sociales, Culturales y Ambientales.