Un grupo de feministas rescataron a una familia después de que el helicóptero en el que viajaban se cayera en una laguna en la localidad bonaerense de Las Flores, a la altura del kilómetro 149 de la Ruta Nacional 3. Los hechos sucedieron el lunes 15 de octubre por la tarde, a las 18 horas aproximadamente. Las mujeres que ayudaron a salvar las vidas de lxs sobrevivientes se encontraron con el accidente cuando volvían, desde Trelew a Buenos Aires, del 33° Encuentro Plurinacional de Mujeres, Lesbianas, Travestis y Trans que se desarrolló durante el fin de semana en la ciudad chubutense.

Durante la tarde del lunes, un grupo de compañeras de la corriente política y social Marabunta, presenciaron el momento en que el helicóptero del empresario y piloto profesional, Sebastián Chicou, se cayó desde unos 70 metros de altura después de chocar con cables de alta tensión. Al ver que el móvil se destruyó en la laguna, inmediatamente el micro frenó y las feministas se bajaron para asistir al grupo familiar. Entre las encuentreras que estaban en el micro, se encontraba Daniela Trecco, quien es médica clínica, lesbiana, forma de parte de CICOP, la Asociación Sindical de Profesionales de la Salud de la Provincia de Buenos Aires, y dirige la seccional de San Fernando en Zona Norte.

 

Fue ella quien, en principio, asistió a Chicou y a su esposa, Constanza Sánchez. Ambos presentaban traumatismo de cráneo y lesiones en las piernas. Posteriormente, rescató junto a otras compañeras médicas y no médicas a las dos hijas de la pareja, de 12 y 9 años, que se encontraban dentro del helicóptero hundido. La primera tenía una herida en la pierna derecha y contención del abdomen, la más pequeña fue la que estuvo en mayor riesgo, ya que presentaba signos de ahogamiento. En ese momento, Trecco le realizó a la hija menor Reanimación Cardiopulmonar (RCP) y logró reanimarla. La ambulancia y los bomberos tardaron media hora en llegar al lugar, para ese entonces, la situación estaba bajo control gracias al trabajo de las compañeras. Actualmente, toda la familia se encuentra internada.

“Pude aplicar mis saberes porque tenía a 60 compañeras que colaboraron y me dieron la seguridad y el apoyo necesario para poder hacerlo”, expresó Trecco. Las feministas de Marabunta no sólo garantizaron el rescate y ordenaron los momentos de tensión, sino que también se encargaron de alejar a los hombres que se acercaban con morco a la escena para sacar fotos.

Además de las médicas y las feministas que ayudaron en el rescate, también estaban un joven y un hombre que proporcionaron ayudas básicas. El hombre llamado Daniel Bertrán, quien es director de Control y Fiscalización de la Agencia Nacional de Seguridad Vial, fue entrevistado hoy en el programa televisivo El noticiero de la gente conducido por Nicolás Repetto, y se atribuyó él solo el rescate sin haber mencionado el accionar de las feministas, cuando en realidad fueron ellas quienes gestionaron todo para poder salvar a lxs cuatro sobrevivientes.

Ante el rescate victorioso que salvó a la familia e ironizando sobre la nota publicada en Clarín con el título: “Encuentro Nacional de Mujeres: venden nafta en botellas y sospechan que están armando bombas molotov”, las feministas hicieron una canción festejando el rescate y aludiendo a lo exitoso que había sido.

 

“Para que el mundo se entere

que somos brujas salvadoras

levantamos el helicóptero e hicimos rcp

con la nafta de las bombas

le pusimos a los micros

y volvimos de Trelew”

 

 

El feminismo sabe de luchas y también sabe que no necesita del protagonismo banal y mediático para construir redes que salvan vidas. Los medios hegemónicos de (in)comunicación reproducen una idea errónea de lo que es ser feminista, del sentido de comunidad, intrínseco, que pregona el movimiento cada vez que está unido y se encuentra. Ayer las compañeras salvaron cuatro vidas. Sí, lxs sobrevivientxs están vivxs, y eso es gracias a la organización feminista que se construye día a día en todos los espacios que habitamos porque sabemos que la acciones son efectivas, si son colectivas. Trecco señala que “ser feminista, abortera, de izquierda” no la relega a un espacio donde su subjetividad se construye de manera egoísta. Al contrario, ser feminista, estar a favor del aborto legal, y tener ideas anticapitalistas, son los factores que, combinados entre sí, combaten la muerte y alimentan el deseo de vivir en libertad. Si hablamos de salvar vidas, también hablamos de feminismo.