Por:

Antigua y Barbuda, Barbados, Guyana, Santa Lucía, Trinidad y Tobago tienen leyes persecutorias que criminalizan con el encierro a las personas según su orientación sexual: las condenas van desde 15 años de prisión a perpetua. Para mayo de 2017, solo 8 países latinoamericanos tienen legislaciones especificas para que se garantice el matrimonio igualitario. Argentina fue el primero en 2010.

El Senado haitiano aprobó una insólita ley que penaliza el matrimonio entre personas del mismo sexo-género. La iniciativa legislativa, del senador Carl Murat Cantave, logró 14 votos a favor, uno en contra y una abstención, y ahora pasará a la Cámara de Diputadxs.

La “infracción” a esta norma implica cárcel y multas de hasta 500.000 gourdes (casi 8.000 dólares). El proyecto empezó a debatirse a mediados del mes pasado después de que el Senado adoptara una resolución para denegar a los miembros de la comunidad  LGTBIQ el “certificado de buena vida”, un documento necesario para hacer cualquier gestión en el país, desde obtener un trabajo, hasta viajar.

Según ILGA (Asociación Internacional de Lesbianas, gays, bisexuales, trans en intersex) en todo el mundo 72 estados aún criminalizan los actos sexuales de personas del mismo sexo entre adultos que consienten: en 45 de estos estados la ley se aplica también a las mujeres. ILGA conoce las recientes detenciones bajo estas leyes en 45 estados. La pena de muerte para los actos sexuales entre personas del mismo sexo puede aplicarse en 8 estados miembros de la ONU.

En América Latina y el Caribe 10 países consideran a la homosexualidad un delito:Antigua y Barbuda, Barbados,Dominica, Granada, Guyana, Jamaica, San Cristóbal y Nieves, San Vincente y Granadinas, Santa Lucia, Trinidad y Tobago

Antigua y Barbuda, Barbados, Guyana, Santa Lucía, Trinidad y Tobago tienen leyes persecutorias que criminalizan con el encierro a las personas según su orientación sexual: las condenas van desde 15 años de prisión a perpetua. Para mayo de 2017, solo 8 países latinoamericanos tienen legislaciones especificas para que se garantice el matrimonio igualitario. Argentina fue el primero en 2010.

Antigua y Barbuda, Barbados, Guyana, Santa Lucía, Trinidad y Tobago tienen leyes persecutorias que criminalizan con el encierro a las personas según su orientación sexual: las condenas van desde 15 años de prisión a perpetua. Para mayo de 2017, solo 8 países latinoamericanos tienen legislaciones especificas para que se garantice el matrimonio igualitario. Argentina fue el primero en 2010.