Por:

#MundialDDHH es una iniciativa que llevamos adelante junto a Cosecha Roja

🇫🇷Francia y 🇦🇷Argentina se enfrentan este sábado en Rusia en busca del pasaje a cuartos de final. ¿Qué sabemos de nuestro rival? Cuando hablamos de despenalización y legalización del aborto, uno de los casos que miramos es el de Francia y por eso se lleva las 5 estrellas en el #MundialDDHH ⚽️🏆💚 que jugamos junto a Cosecha Roja.

¿Cómo se logró el aborto legal hace 43 años? ¿Cuántos interrupciones de embarazos se hacen al año? ¿Bajaron las cantidades de abortos después de legalizar?

“En Francia, con la legalización se reemplazaron abortos clandestinos por abortos legales y seguros”, dijo la diputada francesa Paula Forteza ante el plenario de comisiones de la Cámara de Diputadxs. Fue una de las expositoras que compartió sus argumentos a favor de la ley. Además de tener el derecho a decidir, en Francia, según la parlamentaria, ya no fallecen mujeres por abortar en la clandestinidad. En los años que siguieron su legalización, la cifra total de abortos efectuados por año pasó de 300.000 abortos clandestinos a 250.000 abortos legales y seguros, una cifra que hoy en día rodea los 220.000 abortos al año.

Pero no siempre el país galo mereció las 5 estrellitas de nuestro mundial. El 8 de junio de 1943, Marie-Louise Giraud, una mujer que practicaba abortos fue decapitada por decisión de un tribunal francés. Hasta 1945 abortar era un delito castigado con la pena de muerte.

En 1955 el panorama comenzó a despejarse y ampliarse a favor de los derechos de las mujeres y personas con capacidad de gestar. Un decreto autorizó el aborto cuando la vida de la persona embarazada corría riesgo.

En 1971 se publicó la carta de “las 343 salopes” en la revista Le Nouvel Observateur. Se trató de un manifiesto redactado por Simone De Beauvoir, firmado por 343 mujeres que habían abortado. Entre ellas la actriz Catherine Deneuve y la escritora Marguerite Duras.

En 1972 se legalizaron los métodos anticonceptivos y dos años después más de 300 médicos y médicas firmaron otro manifiesto donde contaron que habían practicado abortos.

Fue Simone Veil, abogada sobreviviente del Holocausto que falleció en 2017, quién presentó un proyecto de aborto legal al parlamento. En ese momento, durante la presidencia de Valéry Giscard d’Estaing, ella estaba al frente del Ministerio de Sanidad. Su argumentación se basó en la salud pública y no en la autonomía de las mujeres a decidir sobre sus propios cuerpos.

“No podemos seguir cerrando los ojos ante los 300.000 abortos que, cada año, mutilan a las mujeres, que pisotean nuestras leyes y que humillan o traumatizan a aquellas que tienen que recurrir a ellos”, dijo en su histórico discurso ante la Asamblea Nacional cuando defendió la propuesta el 26 de noviembre de 1974.

#MundialDDHH es una iniciativa que llevamos adelante junto a Cosecha Roja

La ley se discutió en tres días de intensos debates y logró 284 votos a favor y 189 en contra. Se promulgó el 17 de enero de 1975.  Era “probatoria” por cinco años y despenalizaba el aborto en caso de “situación de desamparo” de las mujeres, dentro de un plazo de 10 semanas de embarazo (12 semanas de amenorrea) siempre con el consentimiento de un profesional de la salud. Recién en 1979 se aprobó de manera definitiva la ley de despenalización del aborto.

A partir de ahí se hicieron distintas modificaciones para mejorar la legislación. En 2001 el aborto desapareció del Código Penal. Y en 2014 se suprimió de la ley de IVE el supuesto de “situación de desamparo” para las mujeres que quieren abortar.

Y ya que hablamos de Francia les dejamos esta perlita de la directora de cine feminista Agnès Varda, un cortometraje de 1975: