Por:

El grupo de 60 estudiantes estuvo 16 horas encerradxs en la parroquia. Un centenar de nicaragüenses se plantaron cerca del lugar para exigir que los dejara salir. Además de los dos jóvenes asesinados, otrxs 14 terminaron heridxs.

Gerald Vásquez tenía 20 años y era estudiante de Técnica en Construcción en la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua (UNAN). Estaba atrincherado junto a otros y otras estudiantes desde abril, como forma de protesta al gobierno de Daniel Ortega. El viernes a la noche un grupo de parapoliciales lxs desalojó a balazos. El joven, junto a otrxs, escapó y encontró refugio en la iglesia Divina Misericordia de Managua. No sobrevivió. Lo mataron de un disparo en la cabeza. Él y Francisco Flores son las dos últimas víctimas fatales de un conflicto que crece día a día.

El grupo de 60 estudiantes estuvo 16 horas encerradxs en la parroquia. Un centenar de nicaragüenses se plantaron cerca del lugar para exigir que los dejara salir. Además de los dos jóvenes asesinados, otrxs 14 terminaron heridxs.

El grupo de 60 estudiantes estuvo 16 horas encerradxs en la parroquia. Un centenar de nicaragüenses se plantaron cerca del lugar para exigir que los dejara salir. Además de los dos jóvenes asesinados, otrxs 14 terminaron heridxs.

“El Estado de Nicaragua debe investigar con debida diligencia toda violencia que ocurra en el país, para asegurar el derecho a la verdad y la justicia. Es imperativo que el Estado remita el listado de todas las personas fallecidas y heridas”, dijo Antonia Urrejola, comisionada de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH)

La crisis política en Nicaragua empezó con una protesta de universitarixs el pasado 18 de abril por reformas en la seguridad social que luego desencadenaron en un reclamo que exigió la renuncia del presidente. El conflicto se agravó tras el accionar de la Policía y fuerzas de choque que hasta hoy ha dejado más de 350 muertes, según informaron organismos de derechos humanos. 

Mientras la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) reportó 254 fallecidos confirmados durante los últimos tres meses de conflicto, la Asociación Nicaragüense Pro Derechos Humanos (Anpdh) elevó ayer la cifra a 351 muertos y 261 desaparecidos.

La solidaridad feminista de la región latinoamericana y caribeña con Nicaragua activó una manifestación para el próximo 19 de julio. Será un cierre simbólico de las embajadas de Nicaragua en el mundo.