La esperada votación del 13 de junio en Diputados ocurre bajo un cielo de un día de Luna Nueva, luna que corresponde a la transformación radical y a los inicios. Por la primera mañana el Sol está en Géminis, la Luna nueva se dará sobre la tarde dando, bajo los preceptos de la astrología medieval, una unión Pueblo-Gobierno debido al encuentro Sol- Luna. Las voluntades del pueblo, siempre cambiantes, actuales y atentas a sus necesidades se reúnen con el Sol que, arquetípicamente, son sus gobernantes, sus representantes. No se trata solamente de una situación armónica entre el Sol y la Luna sino la posibilidad de que el Congreso esté al fin de frente y no de espaldas al reclamo popular, en un sentido amplio de la palabra, de frente a todes aquelles que estén allí mirando hacia el Congreso deberán también ser vistos y vistas.

Por otra parte, los aspectos astrológicos de la primera tarde muestran tensiones y un trabajo sobre las apariencias. Muchas veces el cuerpo corporativo de una cámara, como la Cámara de Diputados en este caso, con las formas dicen algo pero en realidad ponen en funcionamiento aquello que no se corresponde con el contenido del que se jacta. Un político puede a través de su discurso ser muy vehemente contra ciertas ideas, pero estar tanteando cuánta gente está sentada ocupando las bancas o ideando en qué momento pedir o no el dictamen de algo con lo que formalmente no estaba de acuerdo. Esto es propio de Géminis debido al divorcio que ocurre en la energía de este signo respecto del contenido de lo que dice y de la forma, cómo lo dice; funciona entonces como un juego de lo aparente. Habrá que prestar atención al texto concreto de la ley que se pretenda aprobar y no tanto a cómo nos cuenten que esa ley será. También es importante reconocer que el clima será el de un día agitado respecto de lo que se esté expresando en todo sentido debido a que Marte se encuentra en Acuario trayendo excitación en el discurso público, malos entendidos y problemas para la comunicación entre las personas.

La forma en que se concibieron históricamente la “maternidad” y la “paternidad” y la responsabilidad sobre la reproducción desde el Estado va a estar absolutamente en agenda debido a que Saturno Retrógrado en Capricornio y Mercurio en Cáncer están haciendo una oposición muy tensa. Esto nos está mostrando que hay un modo de llevar adelante la realidad de las personas en relación a su planeamiento familiar y un modo en el que el Estado no ha podido cumplir los objetivos de asegurar la salud de todes les intervinientes. Esto es asegurar el aborto que se realice de forma legal y, de este modo, no sea letal para las personas gestantes. Esta oposición muestra cómo nosotres realmente armamos nuestra sexualidad, nuestro planeamiento familiar, la anticoncepción y cómo, desde la otra vereda, el Estado ha sido deficiente en manejar sus responsabilidades en todos estos campos. Saturno Retrógrado en Capricornio está evidenciando las dificultades de tener políticas efectivas.

Cobertura fotográfica de Gala Abramovich

Se pueden esperar discursos confusos y emocionales, que muchas veces podrían llegar a lo penoso, aún después de las casi 700 exposiciones que han intentado llevar datos reales, verificables. Es probable que vayamos a escuchar cosas que ya han sido dichas, discutidas e incluso refutadas.

Sería importante tomarnos el tiempo para reflexionar sobre el arquetipo Géminis, por ser un día de Sol y Luna Nueva en este signo. Podremos quizás así entender este supuesto argumento que se ha difundido en internet y en manifestaciones y que reza “Salvemos las dos vidas”. Géminis, al ser un signo de lo doble, lo dual, de los gemelos, pareciera proponer esta confusión. Donde hay en realidad una sola vida, se leen dos. Géminis en la tradición astrológica es un huevo que se parte en dos, son dos mitades de una máscara, dos fases de la misma página, anverso y reverso. Es un signo hábil con el discurso pero no hay que dejarnos confundir por las palabras, donde parece haber dos cosas, en realidad, estamos hablando de una completitud.

Por supuesto, debemos recordar que se ha pronunciado la Comisión Interamericana de Derechos Humanos afirmando que el dictamen que se ha llevado con esta lucha hasta la Cámara de Diputados, con este proyecto de ley, tiene en cuenta que hay una gradación del ser humano en la vida y que, por lo tanto, no tiene los mismos derechos quien nació y existe que quien no nació y que entonces no existe. Es muy importante considerar el respaldo internacional de lo que se plantea y dejar a un lado la fantasía, las creencias y la imaginación de las personas y sus utopías particulares sobre cómo debe ser la vida.

Siempre audaces y fantásticas, debemos prestar especial atención a las Venus en Leo que sobre la madrugada serán una única Venus que ruge y exclama: “¡Aquí estamos!”. Veremos este alumbramiento, este trabajo de parto de la ley que se dará desde las 19hs. del 13 de junio y nacerá el 14 de junio.


Contenido y producción astrológica: Gael Policano Rossi

Redacción: Gael Policano Rossi, Lu Martínez