Por:

Enfrentan la violencia policial a diario, para frenarla idearon una aplicación para teléfonos celulares que les sirva como mecanismo de autodefensa. Ante el escenario de recrudecimiento de la represión, decidieron compartir esa herramienta con la sociedad en general. Las trabajadoras sexuales organizadas a través de la Asociación de Mujeres Meretrices de la Argentina (Ammar) en conjunto con otras organizaciones e instituciones aliadas lanzaron una App contra la violencia institucional a la que bautizaron PutySeñal.

En las últimas semanas el movimiento de mujeres de Argentina sufrió la persecusión del Estado en diversas formas e intensidades: en la antesala del Paro Internacional de Mujeres seis jóvenes fueron perseguidas y acusadas de hacer pintadas, luego sobrevino la represión y detención de una veintena de personas tras la movilización del #8M y a los pocos días dos travestis fueron retenidas de manera arbitraria en una comisaría porteña. El panorama puso en la agenda el tema del auto cuidado de quienes se organizan en defensa de sus derechos. En ese contexto y de cara a una nueva movilización del Día Nacional de la Memoria por la Verdad y la Justicia es que se presentó esta nueva herramienta. La App está disponible para todas las personas que la requieran, más allá de las problemáticas de las trabajadoras sexuales: “el conocimiento que adquirimos durante años de persecución, ahora lo ponemos a disposición de toda la sociedad”, dijo Georgina Orellano, Secretaria General de Ammar.

La aplicación funcionará como un botón antipánico agitando el celular o ingresando a la aplicación para indicar el lugar de los hechos. Podrán enviar la alerta quienes estén sufriendo violencia o personas que estén presenciando esa situación. Un dato importante: el dispositivo puede funcionar aunque el celular no tenga señal, algo muy corriente durante grandes manifestaciones. La señal da aviso a un equipo de abogados antirrepresivos y a organizaciones e instituciones defensoras de derechos humanos, articuladas a través de la App.  Además de Ammar, participan abogados y abogadas de la Federación Argentina LGBT, la Asociación de Travestis, Transexuales, Transgénero de Argentina ATTTA, el Frente Emancipatorio por el Reconocimiento de los Derechos de lxs Trabajadorxs Sexuales en Argentina (FUERTSA) e instituciones como la Defensoría LGBTIQ, la Procuraduría de Violencia Institucional (Procuvin)  y el Programa Contra la Violencia Institucional del Ministerio Público de la Defensa de CABA.

Por otra parte, se podrá acceder a información sobre qué hacer antes y durante una marcha, cómo desconcentrar de las movilizaciones, cómo solicitar un habeas corpus, cómo actuar en caso de detenciones arbitrarias, represión policial y cuáles son sus derechos. La App contará con un listado de números útiles de espacios e instituciones a las que se puede llamar en caso de sufrir violencia institucional y un mapa de todas las comisarías de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires en caso de ser detenidos. Y, a su vez, geolocaliza a la víctima la última vez que se activó la App. Se trata de una maniobra de fortalecimiento de cuidados y de organización a través de la tecnología que responde al recrudecimiento de la violencia especialmente contra las mujeres que se manifiestan, “la tecnología se vuelve obsoleta sin organización política”, planteó Christian Grunberg, coordinador del programa Contra la Violencia Institucional del Ministerio Público de la Defensa de la Ciudad de Buenos Aires, quien acompañó a Ammar en la conferencia de prensa y presentación del dispositivo. Grunberg agregó que “la violencia institucional no le permite pensar a las víctimas” y que esta aplicación facilita procesos de cuidado e informa soluciones, no sólo a las mujeres sino que con referencia en el feminismo interseccional plantean la extensión de la utilidad a trabajadores ambulantes, especialmente migrantes, victimas asiduas del atropello policial.

“La policía es lo peor, eso las trabajadoras sexuales lo sabemos, es bueno que empiecen a saberlo las compañeras feministas”, destacó Orellano, que trabaja con su equipo interdesciplinario hace más de un año en el proyecto que esperaban terminarlo para ponerlo en práctica este 24 de marzo, aniversario del Glope de Estado de 1976.

Antes de poner en marcha la Puty señal, Ammar hizo una prueba piloto en el barrio porteño de Constitución, donde creó un grupo de Whatsapp para que las trabajadoras sexuales comunicaran situaciones de violencia institucional. La estrategia fue efectiva y permitió evitar y enfrentar distintos casos de detenciones y hostigamiento por parte de los efectivos de las comisarías 16 y 18 que actúan en la zona.

A partir de las 18 hs. del día 23 de marzo la app contra la Violencia Institucional PutySeñal pude ser descargada en cualquier teléfono celular y cualquier sistema operativo.

Más info: https://marvelapp.com/809ghde/screen/26191605