Emma Córdoba estaba la noche del sábado en su casa en Punta Lara junto a su amiga ALG. Tenía 26 años y estudiaba Medicina, su amiga también era estudiante pero de Magisterio. Emma, además, era activista por los derechos de los animales. Cerca de las 3 de la mañana volvieron de sacar a pasear al perro, y su vecino A.O.B., de 23 años, aprovechó para meterse en la casa, las golpeó con una pala, las maniató, violó a Emma e incendió la casa. La policía llegó al lugar gracias a una alerta por el fuego. Cuando llegaron al lugar se encontraron con las dos chicas: una pedía auxilio, la otra ya estaba muerta. En la casa del femicida encontraron algunas pertenencias de las víctimas. Él dormía junto a su esposa y su hijo.

La causa judicial está en manos de la fiscal en turno Virginia Bravo del Departamento judicial La Plata (UFI 7). El acusado enfrenta cargos por “Homicidio en ocasión de robo, abuso sexual y lesiones graves”. En el procedimiento trabajaron detectives de la DDI La Plata y de la Comisaría Segunda de Ensenada.

La Plata es una ciudad estudiantil, Emma estudiaba en la Universidad Nacional de La Plata (UNLP). Rápidamente la universidad, el movimiento estudiantil y el movimiento de mujeres de la zona organizó una manifestación para la tarde del lunes 10 de julio. El pedido es por justicia para Emma y A.L.G., que se encuentra internada. La Facultad emitió un comunicado que expresa que “ante el fallecimiento de la estudiante Emma Córdoba de la Facultad de Ciencias Médicas, producto de un femicidio, repudia este acto de violencia de género que atenta contra los derechos humanos y de las mujeres en particular, se solidariza con su familia, sus compañeros y compañeras y el equipo docente y no docente de la Unidad Académica en este momento de profundo dolor”.

A.LG. declaró ante la justicia, narró los hechos y aportó el apodo del sospechoso. Sabía quién era porque unas horas antes se lo habían cruzado en la calle. La fiscal platense Virginia Bravo quedó a cargo de la causa y le imputó al femicida el crimen de Emma y el intento de asesinato y abuso sexual de su compañera.

La movilización parte hoy a las 17 hs de la Facultad de Medicina, en calle 60 y 120, de la ciudad de La Plata. Se espera una concurrencia masiva, como suele ocurrir en cada concentración y manifestación por los derechos de las mujeres, lesbianas, trans y travestis.

Priscila Zijlstra, amiga de Emma, compartió en las redes sociales un texto que rápidamente se viralizó mediante el portal Cosecha Roja: “(…)El hombre que hizo esto no está enfermo, no es un loco, es el resultado del patriarcado, de una sociedad que enseña que las mujeres somos objetos, que nos pueden usar y tirar y así aparecen mujeres con la carne destrozada dentro de bolsas de basura más seguido de lo que puedo contar, que ni siquiera merecemos elegir sobre nuestro cuerpo, o recibir el mismo sueldo por el mismo trabajo que un hombre (y muchisimas cosas mas(…)”.

El femicidio de Emma no es un caso aislado. En Argentina una mujer fue asesinada cada 34 horas por el solo hecho de ser mujer en 2016, según las estadísticas del Registro de la Corte Suprema de Justicia de la Nación.