Por: Fotos: Facundo Nívolo

Juan Carlos Monjes, de 29 años, es el principal sospechoso. No está detenido porque, según los operadores judiciales, no encontraron pruebas suficientes en su contra. En 2017 ella ya lo había denunciado por violencia.

Yanina Dalma Miranda no sobrevivió a las heridas que le provocó el fuego en la mitad de su cuerpo. Su ex pareja y padre de su hija la roció con alcohol hace una semana. Agonizó en el hospital Zonal Emrique Erill y el domingo murió. Tenía 35 años y vivía en Escobar. Había empezado a militar en el MTE.

Juan Carlos Monjes, de 29 años, es el principal sospechoso. No está detenido porque, según los operadores judiciales, no encontraron pruebas suficientes en su contra. En 2017 ella ya lo había denunciado por violencia.

Juan Carlos Monjes, de 29 años, es el principal sospechoso. No está detenido porque, según los operadores judiciales, no encontraron pruebas suficientes en su contra. En 2017 ella ya lo había denunciado por violencia.

Distintas organizaciones políticas y sociales y políticas como el Movimiento Evita y la CTEP movilizaron este lunes a la mañana al Juzgado 3 de Escobar, donde recayó la causa, que hasta ese momento estaba caratulada como “lesiones graves”. La marcha exigió que el crimen sea investigado como femicidio. El diputado nacional Leonardo Grosso, Paula Jaquemin (MTE) y Carolina Pedelacq (Movimiento Evita) se reunieron con el juez de Garantías Luciano Marino. El jueves de la semana pasada Marino había denegado el requerimiento por falta de pruebas y el sospechoso del femicidio fue excarcelado.

La investigación está en manos del fiscal Christian Fabio, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) Especializada en Violencia de Género, Abuso Sexual y Delitos Intrafamiliares de Escobar.

Según pudieron reconstruir testigos, Yanina entró al hospital gritando que se había quemado ella misma. Es una escena que se repite en otras historias similares y que da cuenta del círculo de la violencia machista.

“Estaba planificando el cumpleaños de 15 de su hija. Nada indicaba que estaba pensando en matarse. ¿Cuáles eran las condiciones de violencia en las que se dio esta situación?”, se pregunta la militante feminista Carolina Pedelacq, que está acompañando el reclamo de justicia.

“Ninguna mujer se quema a ella misma por nada. Hay evidencia de que ella hizo la denuncia, ella después se retractó pero en el círculo de la violencia sabemos que sucede esto”, dijo a LATFEM Carolina Pedelacq.

Según el último informe del Registro de Femicidios de la Justicia Argentina de 2017, en el país hubo 251 víctimas directas de femicidios. La cifra proviene del relevamiento de causas judiciales que se iniciaron entre el 1 de enero y el 31 de diciembre en las 23 jurisdicciones provinciales y en la Ciudad de Buenos Aires.