Por: Fotos: Solange Avena

Una de las novedades de este Encuentro fue el conversatorio organizado por HIJAS sobre derechos humanos y género. Durante más de 3 horas mujeres, adolescentes y niñas pertenecientes a la red nacional de HIJOS compartieron experiencias y memorias desde una perspectiva feminista. Pensar a las madres y a las abuelas como feministas, la confluencia de las luchas o la violencia sexual como terrorismo, fueron algunos puntos en diálogo. Este domingo es la primera vez que marcharán juntas como HIJAS.

Todos los años en un punto distinto del país el pueblo feminista se reúne para seguir construyendo política. Hace 34 años que el ritual de encontrarse se repite sin interrupciones. Nunca fue sencillo ni exento de tensiones, debate, tires y aflojes, micros que se rompen, policías que requisan, árboles que se caen sobre las vías e impiden el paso del tren. Una tormenta eléctrica no evita el encuentro. Las 100 mil que llegaron en micros de larga distancia, en autos, en trenes que casi no arribaban a destino, en manada y en bici, en Caravana motoquera están asistiendo al Encuentro de Mujeres, Lesbianas, Travestis y No binaries más grande de la historia. Para la marcha con la que termina el evento se espera el triple de participantes. 

Los Encuentros derraman organización feminista: cómo llegar hasta la ciudad en donde se realizan es lo primero que hay que organizar. Por primera vez se armó una Caravana Motoquera para llegar al Encuentro. Trece motos salieron el sábado temprano desde Independencia y 9 de Julio a las 9.30 am y llegaron al territorio querandí al mediodía. Todo empezó con un grupo de Facebook, que derivó en un grupo de WhatsApp donde empezaron a darle forma a la idea. 

Antes de arrancar la Caravana, en la estación de servicio, Victoria Irene que se ocupó de marcar el paso de las motos desde su Yamaha IBR dio algunas indicaciones desde su experiencia en moto. A los 16 años se subió por primera vez a una. Ella transita esta ruta todos los días porque vive en Villa Elisa y trabaja en Capital. Si hay un obstáculo, se marca con la pierna; si hay que frenar, se levanta el puño; si una se cae, no frenan todas. Josefina Nicolini, que cerró la caravana, era la responsable mecánica. Si algo fallaba, ella estaba preparada con sus herramientas. Esos son los pulgares que también hay que ocupar: la de formación, la mecánica. Por eso Josefina hizo un taller de mecánica de motos y luego lo replicó para disidencias. 

Había motoqueras que se subían por primera vez a la autopista y otras que por primera vez se encaminaban al Encuentro. Como Xoana Fuertes, que desde hace seis años anda en moto y se reúne en encuentros motoqueros pero siempre con varones. “En el verano me voy a Jujuy en moto. El próximo viaje será a Mexico. Y ojalá se sumen algunas a esa aventura”, dice a LATFEM

La Caravana Motoquera no llegó para el acto de apertura que, de todos modos, fue suspendido. Iba a ser en el Estadio Único de La Plata pero la lluvia fue un obstáculo. “Se deja constancia de que, por las condiciones climáticas, el día de la fecha queda suspendido el acto de apertura del evento”, dice el acta oficial de los Bomberos del cuartel de La Plata. La lluvia forma parte de la mística feminista local: el primer paro al gobierno de Mauricio Macri se hizo en medio de una tormenta el 19 de octubre de 2016. 

No hubo acto de apertura pero se marchó igual bajo el agua y sobre el agua al inicio de la jornada. La Comisión Organizadora leyó el documento con el que iban a dar la bienvenida a las encuentreras en los talleres y múltiples espacios. “Con mucha felicidad y orgullo les damos la bienvenida a La Plata, a esta 34 edición del Encuentro Nacional de Mujeres, el evento político más grande de nuestro movimiento  en la expresión de sus luchas, en su caracter anual, federal, plural, democrático, autónomo, horizontal, autosostenido, autoconvocado, plurinacional, feminista, popular, diverso. Nos damos la bienvenida al evento masivo e histórico más importante de nuestro país”.

La Campaña Somos Plurinacional, en disidencia con la Comisión Organizadora, dio una conferencia de prensa luego de la marcha de apertura.“En Trelew nos pronunciamos plurinacionales y diversas. Honramos los saberes y las luchas de nuestras ancestras y nuestra cultura, continuamos el camino legado por Maite Amaya, Diana Sacayán y Lohana Berkins. Después de años de debate, este encuentro abraza todas nuestras existencias”, dijeron.

El debate sobre la forma de enunciación no es nuevo. Estuvo en Chaco y en Trelew. “El cambio de nombre tiene que ver también con ser entendidas como interlocutoras válidas. Queremos que nos pongan en sus agendas emocionales. Queremos que nos abracen de manera explícita porque lo explícito es político”, dijeron desde Somos Plurinacional. 

Los talleres desbordaron las aulas de las sedes cedidas por la Universidad Nacional de La Plata. Hubo actividades en 17 facultades y tres colegios pre universitarios con la más variada y grilla. También se hicieron 10 conversatorios.

Aborto legal ya, basta de travesticidios y derechos laborales para las trabajadores sexuales

En la primera jornada tres temas tuvieron convocatorias masivas. El Festival por el aborto legal que habían convocado desde la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito también debió suspenderse pero el pañuelazo se hizo igual en 7 y 50, a las 18. Una y otra vez miles levantaron sus pañuelos exigiendo que el Estado dé una respuesta al derecho a decidir de niñas, adolescentes, mujeres cis y varones trans. En Argentina, la interrupción voluntaria del embarazo sigue siendo la deuda de la democracia.

Durante tres horas miles recorrieron las calles de La Plata en la Marcha Plurinacional contra los travesticidios. La caravana partió de la esquina de la 1 y 58 y se dirigió hacia la Plaza San Martín. En la bandera de arrastre que guiaba la movilización estaban Marlene Wayar, Claudia Vasquez Haro, Florencia Guimaraes, Casandra Sandoval, Say Sacayán y Violeta Alegre, entre otras. Así una marcha que comenzó a convocarse de manera oficial en Trelew en 2018, este año se arraigó con una convocatoria masiva.

La agenda de la Marcha Plurinacional contra los travesticidios pide un freno a estos crímenes de odio: en lo que va del año, al menos, 60 travestis y trans fueron asesinadas en el país. Pero también exige políticas públicas que hagan más dignas las vidas de las sobrevivientes que superan la expectativa de vida trans que es de un promedio de 35 años: cupo laboral trans y ley integral trans, fueron parte de los carteles, banderas y reclamos que se leyeron y escucharon en el largo recorrido.  

Al mismo tiempo, las trabajadoras sexuales organizadas en AMMAR La Plata con tangas rojas colgadas de sus mochilas convocaron una marcha desde el Colegio Nacional hasta la comisaría 9na, misma dependencia policial donde estuvo detenido Miguel Bru y adonde van a parar la mayoría de lxs trabajadorxs sexuales detenidxs en la denominada “zona roja” platense. En el recorrido “la marcha de las putas” pasó por 1 y 63, sitio donde se vio por última vez a Johana Ramallo en julio de 2017, presuntamente desaparecida con fines de explotación sexual. Esta marcha se unió al Encontrolazo (un Encuentro paralelo al oficial) y terminó en la plaza Matheu donde las putas locales contaron de las requisas y el hostigamiento que sufren por parte de las fuerzas de seguridad en ese lugar. 

Una de las novedades de este Encuentro fue el conversatorio organizado por HIJAS sobre derechos humanos y género. Durante más de 3 horas mujeres, adolescentes y niñas pertenecientes a la red nacional de HIJOS compartieron experiencias y memorias desde una perspectiva feminista. Pensar a las madres y a las abuelas como feministas, la confluencia de las luchas o la violencia sexual como terrorismo, fueron algunos puntos en diálogo. Este domingo es la primera vez que marcharán juntas como HIJAS.

Una de las novedades de este Encuentro fue el conversatorio organizado por HIJAS sobre derechos humanos y género. Durante más de 3 horas mujeres, adolescentes y niñas pertenecientes a la red nacional de HIJOS compartieron experiencias y memorias desde una perspectiva feminista. Pensar a las madres y a las abuelas como feministas, la confluencia de las luchas o la violencia sexual como terrorismo, fueron algunos puntos en diálogo. Este domingo es la primera vez que marcharán juntas como HIJAS.

Hay mucha policía en la ciudad. Desde el ministerio de Seguridad bonaerense se informó a la Comisión de Seguridad del Encuentro que dispondrían 4 mil efectivas femeninas para llevar adelante el operativo de prevención. Sin embargo, ademas de las femeninas hay convocadas fuerzas especiales, distintos grupos operativos con personal masculino. El sábado hubo muchos inconvenientes con el vallado -que en teoría iba a proteger determinados edificios- porque están dispuestos de forma tal que cortan de calle a calle y generan conflicto sobre todo con les vecines que viven vallas adentro. Esta cuestión -responsabilidad del gobierno de Vidal- crea hostilidad de la comunidad platense hacia el encuentro; además desde las comisarías alertaron a los comercios y les sugirieron cerrar el fin de semana. A pesar de tanta policía, ayer hubo un apedreamiento a una escuela; las compañeras llamaron 7 veces al 911 y no acudieron.

La noche del sábado terminó con fiestas en distintos puntos de la ciudad. No hay descanso. La Plata se prepara para la marcha más grande de la historia de los Encuentros: se espera que 300 mil pibas, negras, viejas, indígenas, travestis, trans, no binaries, trabajadoras, desocupadas, sindicalistas, conurbanas, mestizas, campesinas, estudiantes, investigadoras, migrantes, piqueteras, periodistas, socorristas, trabajadoras sexuales, deportistas, mujeres con discapacidad, artistas recorran las calles con múltiples demandas.