En Wikipedia se explica perfecto: “Un bot (aféresis de robot) es un programa informático que efectúa automáticamente tareas repetitivas a través de Internet, cuya realización por parte de una persona sería imposible o muy tediosa”. Eso es lo que hicieron Andrés Snitcofsky @rusosnith y Juan E.D. @j_e_d, un bot que todos los días chequea cuántas columnas fueron firmadas por mujeres en los cuatro diarios tradicionales de Argentina: Clarín, La Nación, Página/12 y Perfil, y publica los datos en su cuenta de Twitter @columnistos. https://twitter.com/columnistos

El bot tiene dos partes: primero conseguir lo datos, luego los tuitea automáticamente. Andrés trabaja en visualización de datos y en interactivad, hace un año colabora con Economía Feminista y por estar en el grupo de chat con ellas, donde dice que se debate mucho, notó que faltan columnistas en los medios, sobre todo en esos temas que no son “de mujeres”, como las ciencias. Juan, que es un genio de los bots y tiene varios desarrollados, siempre tiene ganas de hacer nuevas cosas. Peloteando ideas surgió la de hacer el bot Columnistos,  “conociendo que es posible y es bastante fácil hacer una herramienta como esta, la hicimos”, dijo Andrés.

Para conseguir los datos, el programa lee informáticamente las homes de las páginas webs de los cuatro diarios elegidos por ellos. Lo hace a las 9 de la mañana, donde suelen estar reflejados en la home los contenidos que están en las tapas de las ediciones impresas. Hicimos una selección de acuerdo a lo que cada diario define como columnistas, excluyendo las noticias de actualidad y las editoriales que no llevan firma. El programa guarda el link de la nota, la hora en la que se publicó y guarda el nombre del autorx. Sobre esta última variable, los chicos le dieron al programa una base de datos de los nombres permitidos por el Gobierno de la Ciudad para que constate si son de hombre o mujer. Si no está en esa lista, el programa le pregunta por mail a Andrés y a Juan, si los dos contestan lo mismo toma ese género como válido.

“No es del todo correcto. Identificamos su género por la foto o por el nombre, no les estamos preguntando a cada columnista con qué género se identifican. Es bastante binario, pero en este momento es lo más aproximado que podemos hacer y para empezar es suficiente”, comenta Andrés.

La segunda etapa es la parte de comunicar los datos. El bot tuiteará automáticamente los resultados diarios y luego hará un balance semanal y mensual que todavía no fue desarrollado. Todavía no lo ensayaron, pero en enero esperan que esté haciéndose. La idea que tienen es que la información esté disponible para que cualquiera la utilice.

“Yo me dedico a la visualización de datos -dice Andrés-, esto sirve para abrir una discusión basada en evidencia, no en posverdad. Lo que queremos es hacer accesible la información con datos duros, y que la discusión se de después. Más vale que tenemos una postura tomada, por eso lo hicimos, pero no queremos interpretar sino brindar datos”.

Hay otras cuentas que hacen esto de manera manual como Mujeres que no fueron tapa, @mujeresquenofu1, que se acercaron a los desarrolladores de este bot. También de otros países. “Lo que funciona es una buena idea y un contexto que lo necesite. La cuenta tiene mil followers en dos días porque se ve que había una necesidad”.

En estos pocos días de funcionamiento ya notaron un problema en el algoritmo, por ejemplo con Página/12, que pone en la home principal las columnas de Luciana Peker o Malena Pichot pero que en el papel no están en la tapa, son parte de un suplemento.

Andrés plantea que los medios mismos deberían contar con estas herramientas, ya que si miden la audiencia y tienen métricas sobre el consumo, también deberían tenerlo sobre la oferta propia, sobre todo cuando los portales online de los diarios van a empezar a cobrar y a ofrecer servicios customizados para lxs lectores.