Por:

En octubre de 2017 la Policía de la Ciudad de Buenos Aires detuvo y golpeó a Mariana Gómez, que besaba a su esposa Rocío Girat en la estación Constitución. Un efectivo de la Policía de la Ciudad (identificado como Jonatan Rojo) bajo la excusa de que fumaba un cigarrillo en un lugar no autorizado, golpeó y redujo a Mariana a pesar de que estaba descompuesta y a punto de desmayarse por el shock. Los agentes la llamaron “pibe”. Su pareja también fue maltratada. El 29 de diciembre la Jueza María Fontbona de Pombo decidió procesar y embargar a Mariana Gómez como autora del delito de resistencia a la autoridad y lesiones graves.

A Mariana la arrojaron en un calabozo común, donde permaneció durante siete largas horas. Rocío defendió a su compañera en todo momento. El policía Rojo le exigió que comprobara el vínculo con Mariana presentando el certificado de matrimonio. Rocío llevaba ese documento consigo y lo exhibió. Así y todo, el policía que le tomó los datos consignó “estado civil soltera”.

La resistencia feminista, a través de las redes sociales, la movilización y la comunicación alternativa, dio amplia difusión al caso, que llegó a los medios masivos. Esta rápida intervención impidió mayor ensañamiento policial contra Mariana y permitió visibilizar el acto de lesboodio. Decenas de personas circulan por el Centro de Trasbordo de Constitución con un cigarrillo en la mano y ningún policía las obliga a apagar el cigarrillo. La mirada de resentimiento hacia la pareja lesbiana movió al policía a poner la lupa sobre Mariana.

En la nota escrita por Adriana Carrasco en este portal Las lesbianas resisten la discriminación en la Ciudad, Mariana sostenía: “No puedo creer que haya estado detenida por ser lesbiana. A un heterosexual no lo detienen por ser hétero” y acusaba  no solo al policía Rojo sino a toda la institución por el trato recibido.

Desde las redes sociales Mariana convoca a acompañarla el 6 de febrero cuando presente la apelación a su procesamiento. La cita es en los Tribunales de la calle Lavalle 1172 de Ciudad de Buenos Aires el martes 6 de febrero a las 11 hs.

 

Conocida la noticia de su procesamiento y notificada la defensa la Asamblea lésbica emidió el siguiente comunicado:

PROCESAN POR RESISTENCIA A LA AUTORIDAD A MARIANA GOMEZ ARRESTADA EN OCTUBRE POR BESAR A SU ESPOSA EN PÚBLICO
La Jueza MARIA FONTBONA DE POMBO decidió el 29 de diciembre, aunque recién hoy fue notificada la defensa, el PROCESAMIENTO y EMBARGO de MARIANA SOLANGE GÓMEZ como autora penalmente responsable del delito de resistencia a la autoridad y lesiones graves.-
El 2 de octubre pasado, poco después del mediodía,  MARIANA SOLANGE GÓMEZ fue golpeada y detenida en el ingreso de la estación Constitución del subte por estar besándose con su esposa, con la excusa de que estaba fumando en un sector no autorizado. La trasladaron a la oficina de la Policía de la Ciudad ubicada en la estación Boedo de la línea E y pasadas las 21 hs. dispusieron su liberación.
En aquel momento fueron muchas las expresiones de solidaridad recibidas tanto por MARIANA como por su esposa, ROCIO GIRAT, frente al atropello sufrido.
De esos hechos se desprendieron varios expedientes, dos judiciales y uno ante el INADI. Los expedientes judiciales son la contracara uno del otro, mientras que el primero se origina en la denuncia de la propia Policía de la Ciudad contra Mariana, acusándola de resistirse a los golpes a la orden de no fumar, el segundo se origina por la interposición de un Habeas Corpus buscando la protección de la misma Mariana frente a la detención ilegal de la que fue objeto y se enriqueció luego con la denuncia radicada por MARIANA Y ROCIO frente a l la Procuraduría de Violencia Institucional (PROCUVIN) y constituye una investigación para establecer las responsabilidades en el atropello policial a las esposas.
A pesar de esta dualidad, donde por un lado de acusa a MARIANA de haber resistido una orden legitima de la autoridad y por el otro se investiga si el accionar de la autoridad, en este caso el OFICIAL ROJO, fue ilegal e ilegitimo, el último día hábil judicial del 2017  Jueza MARIA FONTBONA DE PIOMBO decidió PROCESAR a MARIANA, y decidió que no se la notificará hasta que terminase la feria judicial de ENERO, por lo que recién hoy la defensa fue enterada de la novedad.
Para avanzar en el procesamiento la JUEZA ignora el maltrato y la prepotencia de la que fueron víctimas tanto MARIANA como su esposa, a pesar de contar con  testigos y videos aportados en la causa, y acepta la versión policial que indica que el operativo tuvo como justificativo la negativa a dejar de fumar, aun cuando el propio oficial ROJO reconoce que NUNCA ANTES NI DESPUES INICIO ACTUACIONES CONTRA PERSONA ALGUNA POR FUMAR EN ESE AREA AUNQUE ES HABITUAL QUE LA GENTE FUME ALLI.
Tampoco acepto la Jueza tomar declaración testimonial a ROCIO esposa de MARIANA, aunque menciona en su resolutorio supuestas palabras de ella, que dice haber escuchado el OFICAL JONATAN ROJO, autor de la verdadera agresión de ese día, que fue la que sufrieron las chicas.
Ni acepto incorporar al expediente el conjunto de la información de prensa que se produjo en relación al hecho, agregando únicamente un segmento del programa “Pamela a la Tarde” porque se dice la palabra “piña” cuando MARIANA cuenta sus intentos de defensa.
En síntesis, con una apreciación sesgada de la prueba, haciendo caso omiso al evidente trato discriminatorio que significa que el propio agente policial reconozca que esta fue su UNICA actuación en relación a la prohibición de fumar, siendo que él mismo reconoce que es habitual que la gente fume en esa área, y sin brindar ningún valor a la declaración de la propia MARIANA sobre el trato vejatorio y humillante al que fue sometida por el agente OFICAL JONATAN ROJO, la jueza perpetra una nueva agresión discriminatoria al procesar a MARIANA GOMEZ responsabilizándola como agresora, solo por haberse defendido.
A MARIANA NO LA PROCESAN POR FUMAR DONDE NO SE DEBE O POR AGREDIR A UN POLICIA. A MARIANA LA PROCESAN POR BESAR A SU ESPOSA EN PUBLICO