Por: Fotos: Sol Avena

Nuestra unidad en la lucha como trabajadorxs en la defensa de los derechos humanos y laborales más elementales, tiene su contraparte en la connivencia de intereses de los sectores empresariales con el gobierno en la Argentina.

Desde la Secretaría DDHH, Género e Igualdad de la Asociación Bancaria, celebramos el Convenio sobre la Violencia de Género y Acoso Laboral que se aprobó en la 108° Conferencia Internacional del Trabajo de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), el pasado 21 de junio en Ginebra.  Los años de trabajo y lucha del movimiento sindical y de todas aquellas organizaciones preocupadas por la erradicación de las violencias tanto en el mundo del trabajo como en el ámbito doméstico lograron que se discuta esta herramienta fundamental, en aquella reunión internacional tripartita entre trabajadorxs, empleadorxs y gobiernos. El impacto del neoliberalismo a escala global agita la agenda de trabajo de la OIT y en Argentina moviliza a lxs trabajadorxs y a las organizaciones encargadas de su representación y defensa, para exigir protección a los derechos humanos con la intervención urgente y decidida.

Nuestra unidad en la lucha como trabajadorxs en la defensa de los derechos humanos y laborales más elementales, tiene su contraparte en la connivencia de intereses de los sectores empresariales con el gobierno en la Argentina.

Nuestra unidad en la lucha como trabajadorxs en la defensa de los derechos humanos y laborales más elementales, tiene su contraparte en la connivencia de intereses de los sectores empresariales con el gobierno en la Argentina.

Rechazamos la abstención en la votación del Convenio, del representante del Gobierno argentino Dante Sica, y de los representantes por el sector empleador Daniel Funes y Pablo Dragún; que evidencia una falta de compromiso y un desinterés por los sectores históricamente más vulnerables en el mundo del trabajo: las mujeres y toda la comunidad LGTBIQ.

Esta normativa laboral que la OIT decide adoptar, resulta un instrumento internacional imprescindible para la protección de miles de trabajadorxs que puedan sufrir violencia o acoso en el mundo del trabajo: “(…) que ocurran durante el trabajo, en relación con el trabajo o como resultado del mismo”, detalla el documento.

Este Convenio fortalece el camino que venimos transitando desde la Asociación Bancaria -a través de la Secretaría DDHH, Género e Igualdad- en la defensa irrestricta del Derecho a tener derechos, por una vida libre de violencias para todxs.