En la Argentina hay más de 11.000 casos de tuberculosis y 800 fallecidxs por año. En los últimos tres, los el número ascendió 6 por ciento en cada año. Casa Animí es un espacio que recibe, da vivienda, acompaña y capacita a las mujeres trans que dejan su situación de calle o que tienen alta médico por Tuberculosis y no tienen un contexto favorable para reinsertarse y desarrollarse integralmente.

La casa cuenta con ocho habitaciones, algunas compartidas y otras individuales. Ellas comparten espacios comunes y actividades semanales de teatro y jardinería. En la casa conocen recursos institucionales y legales existentes en la actualidad que les permiten acceder de manera rápida y efectiva a sus derechos.

Es posible curarse de tuberculosis, sin embargo es un tratamiento muy largo, de aproximadamente un año. La constancia es fundamental. Y Casa Animí brinda un lugar de apoyo para lograr el objetivo.