Por:

Se trata de un equipo de trabajo, no es una materia o un curso. Como todos los proyectos de extensión universitaria busca vincular la academia con la Universidad. Es por eso que las actividades de la Cátedra van a apuntar a tender y fortalecer esos lazos entre la Universidad y la comunidad. El plan de trabajo de este año incluye varias actividades abiertas que serán gratuitas. La primera Cátedra Libre de Estudios Trans del país es un proyecto ad honorem. Es decir, no recibe ningún tipo de financiamiento.

“Las cuestiones trans fueron históricamente abordadas desde distintas disciplinas y marcos teóricos. A pesar de su heterogeneidad, esas disciplinas y marcos compartían sin embargo un abordaje similar: la reducción colonizante de las cuestiones trans al status de objeto apropiado/apropiable”, explicaron Mauro Cabral y Blas Radi, coordinadores de la Cátedra Libre de Estudios Trans en un comunicado de presentación. El Consejo Directivo de la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Buenos Aires (UBA) aprobó la creación de esta Cátedra. Se trata de un espacio de formación, investigación y extensión en un campo de crecimiento constante pero que hasta el momento no tenía el reconocimiento institucional acorde con su desarrollo.

Se trata de un equipo de trabajo, no es una materia o un curso. Como todos los proyectos de extensión universitaria busca vincular la academia con la Universidad. Es por eso que las actividades de la Cátedra van a apuntar a tender y fortalecer esos lazos entre la Universidad y la comunidad. El plan de trabajo de este año incluye varias actividades abiertas que serán gratuitas. La primera Cátedra Libre de Estudios Trans del país es un proyecto ad honorem. Es decir, no recibe ningún tipo de financiamiento.

Se trata de un equipo de trabajo, no es una materia o un curso. Como todos los proyectos de extensión universitaria busca vincular la academia con la Universidad. Es por eso que las actividades de la Cátedra van a apuntar a tender y fortalecer esos lazos entre la Universidad y la comunidad. El plan de trabajo de este año incluye varias actividades abiertas que serán gratuitas. La primera Cátedra Libre de Estudios Trans del país es un proyecto ad honorem. Es decir, no recibe ningún tipo de financiamiento.

Según advirtieron los coordinadores, “en la práctica esa reducción tuvo consecuencias por demás negativas. En primer lugar, convirtió a infinidad de vidas y muertes trans en meros recursos para el consumo académico. En segundo lugar, alentó la aplicación de ese abordaje en políticas públicas igualmente reduccionistas. En tercer lugar, contribuyó tanto a excluir como a invisibilizar la exclusión sistemática de las personas trans como sujetos de la vida académica”.

“Esperamos que nuestra cátedra sirva para alentar la aproximación crítica a las cuestiones trans, que genere materiales de libre circulación en castellano, que pueda servir de oportunidad de intercambio con estudiantes, activistas, docentes e investigadorxs y contribuir a transformar el lugar de la producción académica trans en Argentina”, dijeron Mauro Cabral y Blas Radi.